En el año 2001, se llevó a cabo la Asamblea Extraordinaria de Naciones Unidas sobre
VIH/SIDA (UNGASS por sus siglas en inglés), en Nueva York del 25 al 27 de junio, allí se
declaró al VIH/SIDA como una emergencia global que requería acción inmediata.

La Declaración de Compromiso de UNGASS significó una vuelta de página, dándole a la
acción frente al SIDA un carácter político, convocando a líderes locales, nacionales e
internacionales para que tomen medidas inmediatas que contribuyan a poner un freno
al VIH/SIDA de una manera efectiva, integrada y sobre todo justa.

Tres años después, uno de los líderes internacionales más importantes de todos los
tiempos, Nelson Mandela, llamó la atención del mundo con sus declaraciones en la
Conferencia de SIDA de Bangkok, exigía una respuesta inmediata de parte de los
líderes mundiales para evitar nada menos que la desaparición de la especie humana
como consecuencia de la pandemia.

A partir de entonces, la Comunidad Internacional de Mujeres Viviendo con VIH/SIDA -
ICW Global, decidió sumar esfuerzos para asumir ese compromiso contra la violencia
que significa la propagación del VIH: lanzó la Campaña Global MÁS PAZ, MENOS SIDA.

En Noviembre de 2007, las mujeres de ICW Latina –representación de ICW GLOBAL en
América Latina- presentaron por primera vez la Campaña “MÁS PAZ, MENOS SIDA” en
Managua, Nicaragua. En la presentación participaron la Princesa heredera al trono de
Noruega, Mette-Marit, el Director Ejecutivo de ONUSIDA, Peter Piot y la Primera Dama
de Honduras, Xiomara Castro de Zelaya, entre otras personalidades.

La Campaña se lanzaba al mundo en apoyo a otro hecho sin precedente: Patricia Pérez,
presidenta de ICW Global, era nominada al Premio Nobel de la Paz. Por primera vez en
la historia, una mujer viviendo con VIH era propuesta para dicho premio.

Patricia Pérez, es una de las cinco fundadoras sobrevivientes de ICW. Desde hace casi 30 años, recorre los 5 continentes promocionando formas de organización social entre mujeres, niñas y adolescentes viviendo con VIH/SIDA para la defensa de sus Derechos Humanos.

Desde entonces, ha sido nominada al Premio Nobel en siete oportunidades.

Debido a la envergadura y adhesión que logró la Campaña “Más Paz, Menos SIDA”
promocionada por ICW Global en los 5 continentes se decide crear la Fundación
“Más Paz, Menos SIDA”, cuyo eje central es el pleno desarrollo de la Campaña
Global.